CONSULTAS: Tel.: +55 11 3237 1616

POR

carnevale radiologia intervencionista

ESP

ENG

¿QUÉ ES Y CÓMO SE REALIZA?
La quimioembolización es un tratamiento eficaz para algunas lesiones tumorales del hígado. Mediante un catéter depositamos selectivamente una sustancia anticancerosa en la lesión al mismo tiempo que ocluimos (embolizamos) las arterias que nutren el tumor, tratando así de destruirlo. Hay dos tipos principales de quimioembolización: con microesferas cargadas con anticanceroso (quimioterápico) o con la unión del agente quimioterápico con Lipiodol que es un medio de contraste oleoso que tiene la característica de acumularse en las células malignas del hígado (principalmente el carcinoma hepatocelular). El Lipiodol actúa como vehículo de la quimioterapia aumentando enormemente su concentración dentro del tumor y además tiene un efecto embolizante intrínseco. En otros casos el quimioterápico vá a estar cargado dentro de unas microesferas sintéticas que depositaremos dentro del tumor y que irán liberando el fármaco directamente a la células tumorales de forma paulatina durante los días siguientes. Esta es la tendencia actual de hacer la quimioembolización. Otra variante es la realización de la embolización de los tumores hepáticos sin utilizar el quimioterápico. Esta decisión de usar o no va a ser definida en conjunto con el médico hepatólogo o oncólogo.
COMO ES HECHA LA QUIMIOEMBOLIZACIÓN
Se le pinchará la arteria femoral en la ingle utilizando anestesia. A continuación se le introducirá un tubo muy fino (catéter de 2 mm de diámetro) por el que se inyecta un líquido (medio de contraste), que permite ver los vasos sanguíneos del hígado y obtener radiografías. Una vez localizado el sitio exacto se procede a la quimioembolización.
La duración aproximada de esta intervención es aproximadamente de 1 a 3 horas. En ocasiones son necesarias entre varias sesiones cada una de ellas distanciadas por un mínimo de 6 semanas.
 
¿PARA QUÉ SIRVE?
La quimioembolización sirve para prolongar la vida en pacientes con tumores del hígado. El objetivo es matar el tumor (necrosis tumoral), por lo tanto, es considerado un tratamiento paliativo. Este tratamiento está indicado para pacientes que no pueden ser sometidos a la retirada de los tumores por médio de cirugía, por tener un tamaño demasiado grande, seren múltiples o con infiltración de otras estructuras.
 
¿QUÉ CONSECUENCIAS IMPORTANTES PRODUCIRÁ LA INTERVENCIÓN?
Control de su enfermedad y aumento de la supervivencia. Puede ser utilizada como un “puente” para el transplante de hígado. El tumor puede ser controlado para que el paciente siga bajo control para ser sometido al transplante de hígado. También puede ser usado como una terapia complementar para disminuir el tamaño del tumor y retirarlo por medio de una cirugía.
 
¿QUÉ RIESGOS PUEDE HABER?
La síndrome postembolización no es una complicación sino una consecuencia del tratamiento. Tiene una gran variabilidad personal en cuanto a incidencia e intensidad de los síntomas. Su duración es autolimitada entre 1 día y 3 semanas. No aparece en todos los casos y su tratamiento es sintomático. Consiste en fiebre, dolor abdominal, nauseas y vómitos. Riesgos poco frecuentes:  insuficiencia hepática, absceso hepático, colecistitis.
La embolización no deseada de áreas de mucosa del tubo digestivo es muy rara, pero puede ocurrir. Otras complicaciones posibles son sangrado o hematoma en el punto de punción femoral, reacción alérgica al contraste Las reacciones graves son excepcionales.
 
¿HAY OTRAS ALTERNATIVAS AL PROCEDIMIENTO?
Dependiendo de las circunstancias personales, se podrá tratar el tumor hepático con técnicas de ablación percutánea. El trasplante hepático en personas jóvenes y con unas características muy concretas. La quimioterapia hasta el momento solo es eficaz en estado avanzado de la enfermedad para prolongar unos meses la vida.
 
OBSERVACIONES Y CONTRAINDICACIONES
Previamente a la realización de la intervención, se debe comunicar al médico el padecimiento de algún tipo de alergia, en especial a la anestesia o al medio de contraste.
 
RADIOEMBOLIZACIÓN
La Radioembolización transcatéter se utiliza para algunos pacientes con cáncer primario de hígado o metástasis al hígado de otros tumores. El objetivo es intentar controlar el crecimiento de las células tumorales y en algunos casos destruirlas. Para ello, se usan las imágenes de rayos-X en un monitor de televisión para insertar un catéter a través de una pequeña punción en la piel (generalmente de la ingle) con anestesia local y guiarlo a través de la arteria que alimenta el tumor. Se inyectan directamente en el tumor partículas muy pequeñas que se han cargado previamente con Ytrio. Dependiendo de sus circunstancias personales, este procedimiento se realizará bajo sedación o anesthesia general. Al final del procedimiento se retira el catéter y el paciente puede regresar a su casa. Otros pueden quedarse ingresados para major evaluación de la enfermedad. La mayoría de pacientes vuelven a su vida normal en una semana, pero algunos pueden tardar un mes.
La intervención generalmente se realiza en dos tiempos, una primera fase de estudio y planificación y 7 a 21 días despues se procede a introducir en el hígado las microesferas radioactivas propiamente dichas (ytrio). La duración de cada procedimiento es, aproximadamente, de dos horas.
 
RIESGOS Y COMPLICACIONES DEL TRATAMIENTO
Como consecuencia de la intervención se puede presentar malestar, fiebre, náuseas y dolor que persisten entre 1 a 4 semanas y suelen ceder con tratamiento médico. Durante las dos primeras semanas es normal que sienta cansancio y pérdida de apetito. Obstrucción de vasos en órganos no deseados, que puede conducir a complicaciones
graves (insuficiencia hepática, necrosis o absceso hepático, inflamación de la vesícula o del páncreas), infección, neumonítis por radiación, úlcera rádica en estómago o duodeno que puede ser refractaria al tratamiento convencional, reacciones alérgicas al medio de contraste como náuseas, picoreso lesiones en la piel.
 

Tratamiento Intraarterial de Tumores Hepáticos

Imagem que representa um tumor de fígado




Clic y Ver

Todos los derechos reservados - 2015